Martes, 25  de Julio de  2017

"Esencia e identidad en filosofía de la taxonomía"

Gustavo Caponi

Departamento de Filosofía - Universidade Federal de Santa Catarina

Martes 11 de abril de 2017 - 17 hs.


El pretendido neo-esencialismo taxonómico sugerido por Kevin de Queiroz se afirma en la idea de que, al ser entendidos como grupos monofiléticos, los taxones se definen como un grupo de linajes que derivan, todos ellos, de un mismo ancestro común privativo. Pero, en contra de eso, se puede mostrar que las delimitaciones, o definiciones, filogenéticas de taxones sólo no están indicando que estos últimos no tienen esencia, en el sentido de conjunto de estados de caracteres que pudiésemos considerar como propios de ellos, aunque sí tengan una identidad. Una identidad que, como en el caso de los organismos individuales, puede ser entendida como genidentidad: esa identidad vinculada al origen que, en el caso de la Biología, Kurt Lewin supo atribuir tanto a los organismos como a los linajes. Claro: se puede querer insistir en llamar ‘esencia’ a esa ‘genidentidad’; pero, si se lo hace, hay que saber que esa preferencia terminológica puede estar escamoteando un deslizamiento conceptual: se está entendiendo por ‘esencia’ algo distinto de lo que se entendía a la hora de afirmarse el individualismo taxonómico. Tan distinto que, si eso es lo que se entiende por ‘esencia’, no sólo habría que decir los taxones la tienen, sino también toda entidad individual. Se estaría llamando ‘esencia’, en suma, a lo que hace que una cosa sea la cosa que es y no el tipo de cosa que ella es. La palabra ‘identidad’, me parece, es más adecuada para expresar eso que la palabra ‘esencia’.

SADAF en Facebook

Calendario